NETICOOP

Jueves, 24 de Abril de 2014. Montevideo, Uruguay

El Cooperativismo en Venezuela

Por Prof. Oscar Bastidas-Delgado *

El cooperativismo venezolano se viene construyendo de manera sostenida a lo largo de los últimos cuarenta y dos años por sectores de la población que creen en las cooperativas como fórmula para enfrentar problemas comunes con sus propios esfuerzos, presenta las alteraciones propias de un país con crisis desde los 80’s, con los peores indicadores sociales y económicos de su historia, y con la incertidumbre sobre las consecuencias del clima político nacional y de los sucesos del Paro Nacional de diciembre 2002-enero 2003.

Ese cooperativismo que viene, que en este documento se calificará como tradicional, sin que éste término indique atraso o rechazo de él al cambio; que ha desarrollado importantes experiencias locales con cierta proyección nacional y que se ha constituido en referencia para variados sectores del país, se encontró en el camino con el nacimiento de otro cooperativismo constituido bajo la cobertura de una pretendida revolución que comenzó a marchar casi en paralelo con él.

En efecto, el Tte. Cnel. (R) Hugo Chávez, Presidente de la República, ha propuesto constituir cooperativas y convertirlas en “puntas de lanza de su gestión”. Intenta establecerlas, a través de variados mecanismos, en prácticamente todos los ámbitos de la vida del país, surgiendo así lo que pudiera calificarse como emergente o simplemente “nuevo cooperativismo”. Nuevo cooperativismo sobre el cual ya existen numerosas críticas por las debilidades y fracasos que presenta, pero al cual, en beneficio de la duda, se le desea que forme genuinas cooperativas para que, junto con el tradicional, constituyan un movimiento cooperativo exitoso ante los variados problemas que presenta el país.

Para iniciar al lector en el conocimiento del cooperativismo, Imaginémoslo como objeto de un gráfico que tiene como telón de fondo a Venezuela y se debate al interior de una matriz situacional conformada por infinitos procesos sinérgicos que lo modifican permanentemente, atravesándolo al menos por cuatro ejes:

1.- “Lo histórico”. Suerte de hilo conductor con interrupciones incluidas, que se remonta a “su tejido inicial” pasando por influencias de cualquier tipo hasta llegar al momento actual. Ese hilo, bien tejido, debería facilitar la comprensión de su situación actual y su proyección;

2.- “Lo cooperativo”. Éste eje iría desde los elementos cooperativos universales: principios, valores, formas y procesos organizacionales, por ejemplo, hasta las expresiones y experiencias cooperativas locales y de base;

3.- “Los propios aspectos del cooperativismo”. Comprendería su dinámica, sus contradicciones y síntesis. Él marcaría las pautas tangibles de su perfil e imagen, elementos fundamentales para quienes desean aproximarse a él;

4.- Las relaciones del cooperativismo con el entorno. Debe considerar todas las actividades que en ese entorno pudieran afectarlo o él afectar. Acá cobra especial peso el Estado, ente que en Venezuela es imposible marginar.

En los cuatro ejes aparecen como constantes: a.- miembros y allegados: visión, deseos, creencias, valores, practica, ubicación social, cultura, etc.; b.- sus condiciones organizacionales: misión, estructura, actividades, recursos, decisiones, democracia, procesos de dirección y operaciones, otras; y c.- sus variadas relaciones e impactos, de integración u otras, en el entorno, pero sobretodo en las comunidades, de conformidad con los principios cooperativos.

Lo histórico explica el desarrollo del cooperativismo de manera integral y no por sectores sino cuando es necesario. Es abordado, en lo posible, por décadas, y concede prioridad a los hechos producidos por el propio movimiento cruzándolo oportunamente con hechos o hitos importantes políticos, económicos o sociales, como por ejemplo la caída de la dictadura de Pérez Jiménez, la crisis, o la Constituyente Nacional de 1999.

Bajo esas consideraciones el documento se divide en los siguientes puntos:

Punto I. Está referido a Venezuela como espacio del cooperativismo analizado. En este punto se caracterizan ciertos elementos de la Venezuela actual: sus crisis, el peso del binomio desempleo/pobreza, la vulnerabilidad del país hacia regímenes totalitarios, así como otras situaciones y tendencias que obligan a pensar en el cooperativismo como formula para enfrentar parte de esos problemas Se precisan algunas fortalezas del país y del cooperativismo que permiten afirmar opciones positivas para enfrentar la crisis e impulsar de mejor forma al cooperativismo. Sin la comprensión del país es imposible comprender su cooperativismo.

Punto II. Acá se aborda directamente al cooperativismo en cuanto a sus antecedentes hasta llegar al gobierno actual. Divide esos antecedentes en tres períodos: 1.- el que comprende desde la primera cooperativa hasta el inicio de la democracia representativa en 1958; 2.- desde el inicio de la democracia representativa en 1958 hasta el surgimiento de las Centrales Cooperativas Regionales (CCR’s) y de la Central Cooperativa Nacional de Venezuela (Ceconave); y 3.- Desde la constitución de Ceconave como eje integrador del cooperativismo nacional hasta el momento actual. Este es el momento más rico en explicación pues por ser relativamente reciente presenta mas información y sus actores aportan a ello. Aborda las experiencias más significativas del cooperativismo y considera la Economía Social (ES) como un nuevo precepto constitucional que sin dudas producirá sinergias al cooperativismo venezolano.

Punto III. Formando parte del tercer período, para una mejor precisión, se separa en este punto lo acontecido con el gobierno del Tte. Cnel. (R) Hugo Chávez y el cooperativismo como “punta de lanza de su gestión”. Aborda cómo el cooperativismo y la Economía Social aparecen en el texto en la Constitución Nacional de 1999; el desconocimiento absoluto que del cooperativismo tiene el gobierno; el interesante proceso de reforma de la Ley General de Asociaciones Cooperativas de 1975 hasta la promulgación de la de 1999; y otras acciones gubernamentales que condujeron al nuevo cooperativismo y a la creación del cargo de Ministro de Estado para el Desarrollo de la Economía Social. Destaca en este punto el crecimiento desmesurado y desordenado del nuevo cooperativismo como consecuencia, en parte, del facilismo extremo y las ligerezas en el proceso de constitución de cooperativas, caracterizándolas.

Punto IV. En este punto se presenta una visión de las relaciones estado - cooperativismo antes y en la presidencia de Chávez, intentando evaluar su gestión en torno a ellas.

Punto V. Está referido a la educación y la investigación en cuanto al cooperativismo colocando énfasis en el quehacer universitario.

Punto VI. Presenta los problemas del cooperativismo y las resistencias a su desarrollo desde dos perspectivas: 1.- los problemas propios del cooperativismo y las resistencias de la sociedad.

Este documento concede continuidad a una búsqueda iniciada hace varios años por el autor, plasmada en diversos documentos parciales, algunos publicados. Se teje a partir de información documental, entrevistas a actores y estudiosos de la problemática cooperativa, y de reflexiones del autor, cooperativista y académico, extraídas de su propia vivencia por lo que la investigación adquiere condición de participante.

No apoya a este trabajo el gran vacío documental y de cifras sobre el cooperativismo. Un intento de abordaje general se efectuó y fue a inicio de los 7O’s2. En cuanto a cifras, las elaboradas por la Superintendencia Nacional de Cooperativas (Sunacoop), no poseen precisión ni consistencia para comparaciones entre períodos. Los organismos cooperativos de integración no poseen bases estadísticas de datos.

Si bien en el lenguaje coloquial venezolano cuando se habla del cooperativismo es común hablar de Movimiento Cooperativo (MCV), en este documento, por la ausencia de gobernabilidad y capacidad colectiva de acción de los organismos de integración así como por la pérdida relativa de peso del cooperativismo tradicional por el crecimiento desmesurado de nuevas cooperativas, solo se usará el término cooperativismo.

* Trabajo presentado en el Taller de diagnóstico del Cooperativismo en las Américas. Universidad de Costa Rica, 31 de marzo al 2 de abril de 2003.

PDF - 743.9 KB
Documento completo (pdf)

Neticoop es un servicio de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas
© CUDECOOP 1998 - 2006 Powered by Spip.