NETICOOP

Viernes, 25 de Abril de 2014. Montevideo, Uruguay

En un año se crearon cerca de 1.500 cooperativas en la Argentina

Argentina, 29 de enero de 2007
Extraído del Diario Hoy de La Plata

La gran mayoría es de trabajo. En 2006 se produjo una baja en el número de altas debido a que finalizó el proceso de conformación de las cooperativas de Viviendas que se crearon para encarar el Plan Federal. Ahora, buscan unificarse para incursionar en el ámbito de la telefonía celular argentina.

Luego de la crisis de 2001, las cooperativas constituyeron una forma de canalizar la mano de obra desocupada para reinsertarla en el mercado laboral. Así fue como se produjo un crecimiento continuo de este tipo de entidades que sirven para prestar distintos tipos de servicios y generar trabajo.

Durante 2006, según datos del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social de la Nación (Inaes), fueron dadas de alta 1.492 cooperativas de las cuales 942 son de trabajo. Sin embargo, esta cifra es sensiblemente menor a la registrada durante 2004 y 2005, cuando se conformaron 2.232 y 2.428 respectivamente. ¿Cuál es el motivo de la merma? El Gobierno nacional prácticamente ya terminó de conformar las cooperativas de Viviendas, que sirvieron para absorber a los beneficiarios de los planes Jefes y Jefas de Hogar Desocupados y que, a su vez, posibilitaron (y aún sirven) encarar la construcción de casas en el marco del Plan Federal que impulsa la administración K.

“Muchas de estas cooperativas se crearon específicamente para hacer casas pero, una vez que se terminan de construir, no tienen otra función. Igualmente, nosotros ve- mos que el crecimiento de las cooperativas es continuo y sostenido desde 2001 en el país”, afirma Juan Carlos Fissore, presidente de la Confederación Cooperativa Argentina (Cooperar), en diálogo con Hoy.

Por su densidad poblacional, Buenos Aires es la provincia en la que más cooperativas se crearon en el último año: fueron dadas de alta 372 entidades, de las cuales 310 son de trabajo.

Otro de los motivos es que muchas cooperativas decidieron diversificarse, por lo que esta ampliación no figura como altas en los registros oficiales: varias de estas entidades se asocian entre sí y de esa forma, por ejemplo, una cooperativa eléctrica pasa a prestar servicios telefónicos. Además, ahora se preparan para incursionar en el ámbito financiero a partir de la puesta en marcha de las denominadas cajas de crédito, que fueron eliminadas por el ministro de Economía, José Martínez de Hoz, en los años 70.

Uno de los desafíos que emprenderá en las próximas semanas el movimiento cooperativista será el de incursionar en el mercado de la telefonía celular que hasta ahora, en la Argentina, es patrimonio exclusivo de empresas transnacionales y compañías privatizadas. Incluso, el Gobierno nacional ya les otorgó a las cooperativas el acceso a una frecuencia para brindar este servicio, medida que las pone en un nivel de igualdad con operadores privados. “Ya hicimos todas las presentaciones y esperamos la autorización final de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones. Creemos que en marzo ya vamos a poder lanzar el emprendimiento. Esto permitirá que las ganancias que genere este servicio queden en el país”, sostiene Fissore.

La idea del movimiento cooperativista es conformar una sola compañía que pueda llegar a dos millones de usuarios. Quieren aprovechar el hecho de que, cuando se produjo la fusión entre Movicom y Unifón en Movistar, el Gobierno solicitó a cambio de dar el aval a esa operación que devolvieran un 40% de la radiofrecuencia que utilizaban entre las dos compañías (35 mhz, sobre un total de 85 mhz). Actualmente, los casi 28 millones de celulares activos se reparten entre Movistar (40%), Personal y CTI (30% cada una). En la Casa Rosada se ve con muy buenos ojos que exista un cuarto operador de telefonía móvil: consideran que la empresa cooperativa podría actuar como un “regulador” natural de los precios.

El primer paso

Fissore reconoce que varias cooperativas dejan de existir al poco tiempo de comenzar a funcionar. ¿El motivo? “Es necesario capacitar a los trabajadores para que además de poder trabajar, sepan cómo administrar, presentar balances y, en definitiva, llevar adelante este tipo de emprendimientos”, sostiene el presidente de Cooperar. Actualmente, en la Argentina existen unas 21.312 cooperativas debidamente registradas, de las cuales 11.117 son de trabajo y de vivienda. Además, existen unas 2.324 entidades agropecuarias que funcionan bajo esta modalidad y 1.776 cooperativas de servicios (luz, agua, telefonía, etc). En el ámbito de la provincia de Buenos Aires funcionan 3.350 cooperativas de trabajo, 634 de vivienda y 545 de servicios.

Por Juan Gossen (de la redacción de Hoy).
Foto: Hoy

Neticoop es un servicio de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas
© CUDECOOP 1998 - 2006 Powered by Spip.